+55 51 9 9989.6807
Soy Delta Área de Descargas

Blog

Conservación de vinos: conozca las mejores prácticas de almacenamiento

La apreciación de un buen vino no depende solamente de la marca o de su añejado, también depende de las condiciones de almacenamiento dicha bebida. Tanto en un estabelecimiento comercial como en una bodega, existen factores específicos que deben ser considerados a fin de prolongar la calidad del vino, como también el control de la temperatura, luz, ruido y humedad. A seguir destacamos algunas sugerencias para usted pueda almacenar su vino de forma correcta, sim tener grandes inconvenientes. Confirme!

Uno de los primeros factores a considerar para una buena conservación de un vino es la luminosidad. El local de almacenamiento debe ser oscuro y protegido de cualquier tipo de iluminación. El contacto contínuo con la luz puede alterar considerablemente tanto aroma como sabor de la bebida. El vino blanco posee mayor sensibilidad a la luz que el tinto, así mismo ambos deben ser igualmente preservados de la exposición a la luz. Si usted no posee una bodega, guarde las botellas en una caja. También evite agitar las botellas. Vibraciones de cualquier tipo pueden alterar el sabor del vino. Motivo por el cual evite almacenarlo próximo de electrodomésticos que vibran y luego de abierto, no lo almacene en la puerta del freezer, ya que de la misma forma se encontraría igualmente sometido a vibraciones contínuas.

La forma como las botellas son almacenadas también interfiere en el procedimiento de conservación de calidad del vino. En principio, ésta información puede parecer extraña, más de hecho es muy importante que la botella no se conserve en posición vertical. Si el vino permanece por mucho tiempo en ésta posición, el corcho no entra en contacto con o líquido e puede causar una deshidratación por causas de entrada de aire. Las botellas que poseen tapas a rosca son las únicas que pueden ser almacenadas en pie.

Se para usted son importantes acompañar los buenos momentos con un buen vino de calidad, permanezca atento a las condiciones ambientales en cuando a temperatura y humedad. Las variaciones ideales de temperatura para la conservación de cualquier vino rondan entre los 17 ºC y 18 ºC. En tanto, que para algunos tipos especiales de vino que se deben permanecer más fríos antes de ser consumidos, como es el caso de los vinos blancos y espumantes. Un gran villano a la hora de la preservación de vinos es el exceso humedad, que puede traer como consecuencia la formación de hongos, percibidos atreves de indicios tales como un aroma desagradable de bebida en descomposición que penetra la botella. Si la humedad se encuentra por debajo de 50%, los corchos se pueden secar y encoger de tamaño acabando por oxidar el vino, si la humedad medida es superior a 80%, las etiquetas podrían llegar a mofar. Lo ideal, sería que usted posea un control de humedad, manteniendo un valor constante entre 60% e 70%.

Se usted se considera un amante de vinos y busca siempre atender la máxima calidad en sabor, adquirir una bodega para su casa puede ser un paso importante. Las bodegas son hechas para ofrecerle un lecho confortable de descanso al vino hasta adquirir su grado de añejamiento indicado, dichas condiciones ideales se obtienen a través del control de temperatura, luminosidad y humedad. Las bodegas pueden variar en relación a material, espacio que disponible y principalmente de sus deseos de coleccionar etiquetas.

Conservación de vinos para bares, restaurantes y hoteles

Ya escuchó hablar de eno-gastronomía? Conocida como una práctica consiste encargada de armonizar alimentos con vinos, considerando características olfativas y degustativas de la bebida, combinadas con excelentes platos. Más allá de ser comprendida por algunos, como un ritual de lujo, dicha práctica ha ganado cada vez más seguidores y viene siendo inserida habitualmente en restaurantes, hoteles y bares. Para la red hotelera, el incremento de una adecuada carta de vinos puede generar buenas ventas, pues muchos huéspedes que escogen platos más elaborados y de precios elevados, están dispuestos también a pagar por una buena etiqueta de vino. Ya los bares y restaurantes precisan hacer una evaluación de su clientela para montar e poder ofrecer una carta de vinos acorde a su público, pudiendo ser, en algunos casos, una carta más compacta, pero que igualmente consiga atender la demanda holgadamente.

Si usted tiene un estabelecimiento comercial y cultiva la práctica de la eno-gastronomía, o simplemente posee una carta de vinos, sería primordial contar con una bodega para poder conservarlos y de ésta forma evitar algunos riesgos anteriormente. Mantener una clientela satisfecha es el objetivo y pilar principal de cualquier negocio, motivo por el cual resulta ser tan importante que los vinos sean almacenados en bodegas, de manera de poder concretar su proceso de añejado adecuadamente, impidiendo así que la bebida pierda sus características y desarmonice con su exquisita carta de platos, evitando una posible decadencia en la imagen de su negocio.

Evaporador para bodegas: excelencia en la conservación de vinos

Los evaporadores para bodegas climatizadas aseguran que usted irá beber un vino en la temperatura correcta, ya que una refrigerada adecuada es esencial para que el vino brinde todas las características relacionadas con su personalidad y aroma directamente al consumidor. Vinos blancos y espumantes deben ser bebidos más en condiciones más frías, ya que una de las características que se espera de ellos es el frescor y acidez ocasionados en su degustación, demostrando así que es preciso controlar sus condiciones climáticas de modo de preservarlos a baja temperatura. Vinos tintos deben ser bebidos menos fríos que los blancos, de 15ºC e 20ºC. Si se encuentran muy helados, acaban perdiendo aroma e si se encuentran tibios, afectan su tenor alcohólico tornándolos demasiado fuertes, bloqueando el espectro generado por la magia de la bebida.

Pensando en soluciones eficientes para la conservación de la bebida, Delta Frio creó evaporadores para bodegas, permitiendo que la refrigeración de los vinos fluya adecuadamente de acuerdo a cada condición. Se desea investir en una bodega de calidad, entre en contacto con nosotros y reciba mayor información sobre nuestros evaporadores especialmente para vinos.

Los evaporadores para bodegas son fabricados en concepto Back Style, con idénticas características constructivas que nuestra tradicional línea Premium, destacadas por su robustez y durabilidad. Cabe resaltar nuestra calidad como una de las mayores del mercado internacional, ofreciendo una garantía de 5 años. Consulte también por soluciones para refrigeración con split completo, incluyendo sistema de control de humedad.